De volcán en volcán: Ijen y Bromo

Descansamos en Bali y por la mañana nos pusimos las mochilas al hombro y decidimos hacer autostop. Después de lo bien que nos fue el día anterior, estábamos motivadas. Cogimos un cartón, pusimos el nombre de un pueblo cercano y nos pusimos a un par de calles del centro de Kuta, pensando que iba a ser muy complicado.

Pero a los 10 minutos, nos paró un chico que iba a Tabanan, de camino en la ruta hasta Java. Nos montamos y lo para un policía. Tuvimos que ir a una comisaría porque se pensaron que nos iba a cobrar por llevarnos. Arreglado el malentendido, nos pusimos en marcha.

Ya en Tabanan, volvemos a sacar nuestra mejor sonrisa, pero no hubo suerte. Nos dimos por vencidas demasiado pronto y finalmente nos subimos a un bus que nos llevaba directamente al puerto donde se toma el ferry para cruzar de isla. La ciudad se llama Gilimanuk. Los paisajes que vemos por el camino son espectaculares, campos de arroz verdes lo decoran todo. Esta es la magia de Bali. Al final la carretera bordea una playa y tienes, a la izquierda playas solitarias y a la derecha campos de arroz, palmeras y plataneros. Un verdadero paraiso y muy poco turismo.

Cruzamos al otro lado por 7.500 rupias y en media hora llegamos a Java, más concretamente a Banyuwangi, lugar elegido para nuestra ascensión al volcán Ijen.

Ciudad bastante fea, tiene poco que ofrecer. Fuimos al hotel Baru, recomendado por la Lonely, pero que yo desaconsejo totalmente. Alquilamos una moto por 50.000 para subir de madrugada a ver el volcán. Decidimos irnos a descansar y fue imposible. Había un montón de cucarachas. Por todos lados, salían del baño, por el suelo.

A las 12 de la noche, sin apenas dormir, fuimos a recepción a explicarles el problema. Y nos dijeron que no iban a hacer nada. Que les daba igual, vamos. Ni nos quisieron devolver el dinero ni nada.

Nos pusimos en marcha, con ropa de abrigo (toda la que teníamos) porque hace un poco de frio. El camino está muy bien indicado y la carretera en buen estado. Tardamos alrededor de 1 hora y media. Llegamos a la entrada del volcán, intentamos colarnos pero había 5 personas controlando la entrada y era imposible. Así que pagamos las 150.000 rupias de rigor.

El Kawah Ijen es un volcán activo del este de Java. En él se extrae azufre para uso químico y alimenticio. Durante el día los mineros ascienden a él para transportar en sus hombros (con unas canastas) hasta 100 kilos de azufre. Algunos de estos mineros tienen que trabajar también de noche para aumentar su salario. Pero la constante exposición y las duras condiciones, a veces, les cuesta la salud.

La subida al volcán es de 3 km. Todo en pendiente, pero caminando despacio se hace sin problema. Durante el ascenso conocimos al único minero que estaba trabajando. Recordad que estamos justo en las festividades de Ramadán y es como si fuera Nochebuena o algo así. Muy poca gente trabaja. Subimos con él mientras nos explicaba cómo era su día a día, su vida, su familia.

A lo lejos vemos unas luces rojas, apagamos los frontales y en total oscuridad vemos que esas luces no son otra cosa que lava. Lava de un volcán cercano que está en plena erupción. Hace dos días empezó y han tenido que cancelar algunos vuelos por la nube de humo y cenizas.

Cuando finalmente llegamos arriba, llegas a una zona donde hay un puertecilla con unos símbolos de peligro, necesitas guía. La atravesamos y se baja al lugar de donde se extrae el azufre. Llegados a este punto lo mejor es taparse la nariz y la boca con todo lo que se pueda. Los gases son tóxicos y además molestan mucho para respirar. Hay gente que alquila mascarillas por 50.000 (te las ofrecen arriba o en la entrada) pero yo creo que no es necesario si te tapas con varias cosas. En mi caso, una mascarilla de tela y un pañuelo.

La bajada es complicada, sobre todo porque hay mucha gente y son piedras y puedes resbalar. Había gente que hasta lloraba. Pero vamos que no es para tanto, con cuidado se baja bien.

Cuando llegas abajo, con sólo la luz de tu frontal (vale y unos cuantos más), y ves las famosas Blue Flammes, que son como llamaradas de lava mezcladas con el azufre. Por un lado, el suelo es amarillo y anaranjado. Por otro, las nubes de humo que salen del interior. Y por otro, un poco más arriba, las luces azules de lava. Te atrapa su magia, y a la vez te dice: vete de aquí, este es sitio sólo para la naturaleza. Era imposible respirar y tras más de una hora (somos masocas) subimos a la cumbre nuevamente.

20150719_033914

Cuando subes, a la izquierda (dejando a tu espalda el cráter) sale un camino. Fuimos con unos españoles que conocimos por allí y llegamos a un mirador donde se veía el amanecer. Nos sentamos a esperar y…

Y fue como un primer amor. Como cuando tienes 16 años y ves a un chico y tienes esas cosquillas en el estómago. Cuando sientes un flechazo. Cuando no esperas nada y de repente te sorprenden con el regalo más maravilloso. Esa sensación. ¿La recuerdas? Saboréala, revívela. Eso sentí yo en Ijen, cuando amanece con sus colores anaranjados, cuando estaba absorta mirando el cielo, y de repente me dí la vuelta y lo vi. Un lago enorme de color azul. Estaba allí, justo a mi espalda.

20150719_053608

Jamás voy a olvidar ese momento, mi regalo de cumple mes de viaje. Jamás olvidaré el olor. Jamás olvidaré el color azul de su agua. Gracias Ijen, por cumplir un sueño.

Bajamos después de estar allí horas, volvemos en moto al pueblo, la devolvemos y como era imposible dormir nos fuimos directamente en bus a Probolinggo, pueblo desde el que ascenderemos al siguiente volcán, el Bromo.

Cerca del Bromo hay un pueblo donde se puede dormir, pero conocimos a una pareja que quería ir allí y habían preguntado por teléfono y estaban todos los hostales llenos. Si le sumamos que no había buses públicos por la hora y nos querían cobrar carísimo, decidimos alquilar una moto para el día siguiente y dormir en Probolinggo.

Dormimos en el hotel Sinnar Harapan por 62.500 con desayuno. De camino al hostel conocimos a una familia en el bemo (bus local) y nos hicimos fotos con ellos. Fue muy gracioso porque hasta nos quisieron llevar a su casa.

Por la mañana, en la moto, subimos al Bromo. Al final del pueblo, pasando el parking, hay una intersección. La que sale a la derecha lleva a un mirador donde se puede ver.

Cuenta la leyenda, que un rey y una reina que gobernaban no tenían hijos. Así que fueron a la cima del monte Bromo, a pedirle al dios Brahma que les diese descendencia. El Dios les dijo que sí, pero que a cambio, el menor de los hijos tendría que ser sacrificado. Es por eso que hoy en día, muchos locales llevan ofrendas al cráter para apaciguar la ira del Dios y para que a lo largo del año les traiga prosperidad.

20150720_114752

La zona es preciosa, con cultivos de campos hasta en vertical. Y en medio de tanta vegetación, un paisaje lunar, desértico, con un gran cráter.

Decidimos no subir al cráter ya que la entrada era carísima, 225.000. Si vienes de noche para ver amanecer hay una entrada, donde la verja está rota, que se puede pasar sin ser visto. Pero a plena luz del día era imposible.

Así que bajamos por esas enormes cuestas…y…no podía no pasarnos nada. La moto se nos queda sin frenos. Nos bajamos y una agarrando por delante y la otra por detrás, conseguimos llegar a un pueblo donde había un taller.

Fuimos a buscar al mecánico y el señor nos dice que es su día libre y que no trabaja. Le ponemos carita de pena y al final nos mira un poco la moto, toca dos cables y listo. Ya está. Es sólo que de vez en cuando se calienta y los frenos no funcionan. Que tranquila nos quedamos estando a 2000 metros y hay que bajarlos.

¿Llegamos bien? Siiiiii (mami no te asustes) llegamos bien.

Indonesia va llegando a su fin, se nos acaba el visado. Pero aún nos quedan unos días que pasaremos en casa de un couchsurfing local. Eso, ya sabéis, es otra aventura.

Un abrazo, aventurer@s!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s